Golpeando las aguas para pasar en seco

Aconteció que cuando quiso Jehová alzar a Elías en un torbellino al cielo, Elías venía con Eliseo de Gilgal. Y dijo Elías a Eliseo: Quédate ahora aquí, porque Jehová me ha enviado a Bet-el. Y Eliseo dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Descendieron, pues, a Bet-el. Y saliendo a Eliseo los hijos de los profetas que estaban en Bet-el, le dijeron: ¿Sabes que Jehová te quitará hoy a tu señor de sobre ti? Y él dijo: Sí, yo lo sé; callad.  Y Elías le volvió a decir: Eliseo, quédate aquí ahora, porque Jehová me ha enviado a Jericó. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Vinieron, pues, a Jericó. Y se acercaron a Eliseo los hijos de los profetas que estaban en Jericó, y le dijeron: ¿Sabes que Jehová te quitará hoy a tu señor de sobre ti? Él respondió: Sí, yo lo sé; callad.  Y Elías le dijo: Te ruego que te quedes aquí, porque Jehová me ha enviado al Jordán. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Fueron, pues, ambos. Y vinieron cincuenta varones de los hijos de los profetas, y se pararon delante a lo lejos; y ellos dos se pararon junto al Jordán. Tomando entonces Elías su manto, lo dobló, y golpeó las aguas, las cuales se apartaron a uno y a otro lado, y pasaron ambos por lo seco.  Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí. Él le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será hecho así; mas si no, no.  Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino. Viéndolo Eliseo, clamaba: ¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo! Y nunca más le vio; y tomando sus vestidos, los rompió en dos partes. Alzó luego el manto de Elías que se le había caído, y volvió, y se paró a la orilla del Jordán. Y tomando el manto de Elías que se le había caído, golpeó las aguas, y dijo: ¿Dónde está Jehová, el Dios de Elías? Y así que hubo golpeado del mismo modo las aguas, se apartaron a uno y a otro lado, y pasó Eliseo.
2 Reyes 2:1‭-‬14 RVR1960

En este pasaje vemos cómo Dios iba a llevarse a Elias,
Para esto Dios estaba preparando a Elíseo para tomar el lugar de Elias, y para eso tenía que pasar por 4 lugares:
- Gilgal: que representa la terminación de un pacto y el inicio de otro (Jos 5:7-12). Es por eso que Elíseo no se quería quedarse ahí. El cristiano que conoce a Cristo.
-  Betel: (Gn:28-17:22) representa la casa de Dios, el servicio de la iglesia para el cristiano.
- Jericó (2 Ry 2:18-19) la cual representa la prosperidad que Dios da.
- El río Jordán el cual representa muerte y resurrección. Donde después de atravesarlo. Fue recompensado con la doble porción.

En sí todo el conjunto de estos sucesos prepararon a Elíseo para que pudiera reclamar la porción doble. Y con la analogía que representa de la vida Cristiana es necesario q nosotros pasemos por lo mismo para madurar y poder reclamar nuestras bendiciones.
Y para poder.madurar es necesario ser servicial y moldeable
Por último Elíseo rompió su manto para poder tomar el de Elias, y esto representa dejar lo que te estorba y tomar lo que Dios tiene para ti.
Estas listo??????

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BANDERA DE MEXICO: UNA DECLARACION PROFETICA

GEDEON. UN JUEZ QUE DIOS USO ¡DE COBARDE A VALIENTE!

Las Características del Evangelista