La circuncisión espiritual

Génesis 17:10-13
Josue 5:3-5
La circuncisión simbolizaba una adopción de parte de Dios, para un pueblo escogido.
La circuncisión era exclusivamente para los varones, donde quitaban el prepucio del la virilidad del hombre, representando que la fuerza del hombre no le pertenece al hombre sino a Dios
La circuncisión  también representa el pacto de Dios que hizo con Israel para poder proclamarlo su pueblo.
En el antiguo testamento representa  una circuncisión física en el nuevo testamento es espiritual.
Cuando nos dice que quiere que circundemos nuestro corazón es quitar la carnalidad en nuestra vida, y aquí también aplica a las mujeres.
La circuncisión espiritual implica quitar el pecado de nuestra vida en el mismo momento que te acercas a Dios.
En Mt 5:44, nos habla de la persecución, y la respuesta del cristiano ante esa persecución y esto se da solamente cuando estamos circuncidados.
¿Porque?
Porque el circuncidarse es quitar el exceso de carne y se empieza a desarrollar el Fruto del espíritu, y es porque le has entregado a Dios esa carnalidad que te asedia. Cuando fácilmente te enojas, no perdonas, no eres servicial, entonces no estás circuncidado
En 2 Ped 1:3-8 nos habla de cómo debemos añadir a la fe, conocimiento, a este virtud, a este paciencia, a este dominio propio a este  piedad, a este afecto fraternal y a este amor. Y esto nos sirve para desarrollar amor a nuestro prójimo aún cuando el prójimo sea un enemigo.
Esto implica circuncidar nuestra carne todos los días de nuestra vida, porque para hacer esto debemos esforzarnos por matar nuestro egoísmo, nuestra comodidad, nuestros sentimientos y aún resistir humillación de la carne, para que el Espíritu de Dios tome toda tu vida y hagas su voluntad.
La circuncisión es dolorosa, pero es necesaria para llegar a ser como Jesucristo manso y humilde de corazón.
Es tiempo de circuncidar tu corazón ¿estas listo?

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BANDERA DE MEXICO: UNA DECLARACION PROFETICA

GEDEON. UN JUEZ QUE DIOS USO ¡DE COBARDE A VALIENTE!

Las Características del Evangelista