PONGAMOS NUESTROS OJOS EN JESUS

Heb 12:2 Pongamos toda nuestra atención en Jesús, pues de él viene nuestra confianza, y es él quien hace que confiemos cada vez más y mejor. Jesús soportó la vergüenza de morir clavado en una cruz porque sabía que, después de tanto sufrimiento, sería muy feliz. Y ahora se ha sentado a la derecha del trono de Dios.
BLS

EN NUESTRO CAMINAR CRISTIANO, SUCEDEN MUCHAS COSAS A NUESTRO ALREDEDOR, QUE EN OCASIONES SUELEN DESANIMARNOS, SUELEN PROVOCAR QUE PERDAMOS LA VISTA HACIA JESUCRISTO Y ESTE VERSICULO NOS ENSEÑA PRECISAMENTE A EVITAR ESAS DESVIACIONES OCULARES.
PRIMERO QUIERO HABLARTE DE LA NECESIDAD DE SABER QUE A TRAVES DE LOS OJOS ENTRAN LAS DESVIACIONES DE NUESTRO CAMINAR (ES EL UNICO SENTIDO QUE PROVOCA QUE LOS SENTIMIENTOS AFLOREN Y NOS DESVIEMOS DEL CAMINO DE DIOS) POR EJEMPLO CUANDO ALGUIEN SE ENDEUDA CON UNA TARJETA DE CREDITO POR LO REGULAR PORQUE PRIMERO VIO TODO LO QUE PODIA GASTAR CON ELLA. OTRO EJEMPLO FUE EL PECADO DE ADAN Y EVA YA QUE VIERON EL FRUTO QUE ERA CODICIABLE A SUS OJOS.
BIEN, ENTENDIENDO ESTE PUNTO VEREMOS QUE A TRAVES DE LOS OJOS EL ENEMIGO PUEDE OCASIONAR QUE NOSOTROS TROPEZEMOS O NOS DESVIEMOS Y NECESITAMOS REALIZAR LO QUE CRISTO HIZO PARA SALIR VICTORIOSOS.
EL EJEMPLO DE LA CRUZ ES EL CLARO EJEMPLO DE QUE JESUS COMO HUMANO NO SOLO LOGRO VENCER LA TENTACION, SINO QUE SE VENCIO A SI MISMO, PORQUE EL VEIA MAS ALLA DE LO QUE VEIAN SUS OJOS NATURALES, EN ESTE VERSICULO NOS DICE QUE SOPORTO EL SUFRIMIENTO PORQUE EL VEIA LA FELICIDAD QUE LE ESPERABA AL VENCER AL ENEMIGO AL RESUCITAR AL TERCER DIA.
ESTO NOS ENSEÑA PRECISAMENTE QUE NOSOTROS PARA VENCER LA TENTACION DE LOS OJOS DEBEMOS DE VER MAS ALLA ANTEPONIENDO LA FELICIDAD DE LA BENDICION ANTES QUE EL SUFRIMIENTO DE LA PRUEBA DE LA MISMA MANERA QUE JESUS LO HIZO.
¿QUEREMOS SER VENCEDORES? DEBEMOS APRENDER A USAR NUESTROS OJOS ESPIRITUALES VIENDO UNICAMENTE AL SEÑOR DE NUESTRAS ALMAS.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BANDERA DE MEXICO: UNA DECLARACION PROFETICA

GEDEON. UN JUEZ QUE DIOS USO ¡DE COBARDE A VALIENTE!

¿DIOS TARDA EN CUMPLIR?