Él fruto del Espíritu: generalidades y la primer parte: el amor.

I
La El Espíritu Santo no se manifiesta en nosotros por lo que hacemos, sino por lo que somos.
El Espíritu de Dios se imprime en nuestra alma de una forma de tal manera que se exterioriza en nuestra vida. 
En Galatas capítulo 5, nos habla de una contraposición de las obras de la carne y las del Espíritu, 2 corrientes totalmente diferentes.
En el versículo 17 nos habla de que no podemos estar en las 2 corrientes, entonces el creyente debe decidir qué camino debe tomar. Si decides tomar el camino del Espíritu, será una constante de muerte a la carne para que el viejo hombre vaya muriendo y el Espíritu sea fortalecido cada día.
Las obras son acciones superficiales que nosotros tenemos que hacer, para demostrar lo que somos, esto no se aplica en el fruto del Espíritu no se basa en obras sino del resultado (fruto) de la relación con el Espíritu de Dios, dónde por sí mismo brota el fruto de que Dios vive en nosotros.
Los siguientes versículos nos hablan del fruto viene de la relación que tenemos con Cristo
«Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.»
S.Juan 15:4 RVR1960
http://bible.com/149/jhn.15.4.rvr1
«Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.»
S. Mateo 5:16 RVR1960
http://bible.com/149/mat.5.16.rvr1960
«Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.»
Santiago 2:26 RVR1960
http://bible.com/149/jas.2.26.rvr1960
Nos habla de que la relación que tenemos con Jesus nos lleva a tener fruto que se manifiesta en las obras.
Así como la luz blanca al hacer divergencia con las gotas de agua,se forma un arco iris, de la misma manera el Espíritu Santo transforma en nuestra vida el fruto del espíritu se diverge en 9.
El primer fruto es el amor. El amor de Dios se manifiesta en su creación desde el principio, en Juan 3:16 habla del amor de Dios que tiene que ver con la entrega.
«En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.»
1 Juan 3:16-18 RVR1960
http://bible.com/149/1jn.3.16-18.rvr1960
En estos versículos habla de que cuando tenemos el Espíritu, el amor de Dios como fruto es cuando tú te entregas y das y no recibes fundamentado en el carácter de Cristo.
Dios se vacía en amor para que nosotros hagamos lo mismo, Dios de antemano había planeado nuestra salvación aún desde la creación y también sabía el rechazo de esa salvación y aún así siguió con el plan de esa salvación, ese es el amor de Dios en entrega total aún a  pesar del rechazo continuo que todavía se presenta en la humanidad. Él sigue amando por qué es su naturaleza así como la naturaleza del agua es mojar.
El amor que debemos manifestar, cuando tenemos el fruto es de la misma manera que hizo DIOS, NO egoísta, sino como dice en Corintios:
«El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.»
1 Corintios 13:4-7 RVR1960
http://bible.com/149/1co.13.4-7.rvr1960
El amor va más allá de la ingratitud que genera el rechazo, no importando esto, sino es cuando más se manifiesta el amar verdaderamente. Cuando tú estás en el Espíritu tú corazón está cubierto cuando amas y eres rechazado. Porque amas a pesar de esta condición.
«Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne;»
Romanos 9:3 RVR1960
http://bible.com/149/rom.9.3.rvr1960
En este versículo vemos como Pablo es capaz aún de perder su salvación con tal de que sus parientes se salven, ese amor lo hizo Cristo primero al Sr crucificado porque perdió su comunión con Dios en ese momento. 
Dios espera a que amemos de la misma manera y para ello se necesita estar en el Espíritu. Si experimentas el amor de Dios es más fácil que brote en ti amor.....

http://youtu.be/uOtBFMbyajE

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BANDERA DE MEXICO: UNA DECLARACION PROFETICA

GEDEON. UN JUEZ QUE DIOS USO ¡DE COBARDE A VALIENTE!

Las Características del Evangelista