¡MAMAS GRANDES INSTRUMENTOS DE DIOS!


 Sus hijos la felicitan; su esposo la alaba y le dice:
«Mujeres buenas hay muchas, pero tú las superas a todas».
Proverbios 31:28-29
Este articulo lo quiero dirigir para todas las madres que hoy estan celebrando su dia.
La maternidad a veces les cuesta a muchas mujeres sus ingresos y perspectivas laborales, pero es un proceso en el que se manifiesta un estado inconsciente de protección, de responsabilidad, de amor al ver a ese pequeño en sus brazos y pensar que depende en cierta parte de ella y su misericordia, de allí nace el amor que desborda al mismo amor, cuidados, protecciones y un sinfín de manifestaciones de afecto a un hijo que valora a veces muy tarde y otras de forma continua, pero que las madres simplemente lo dan.
¿Será que nosotros estamos siendo tan amorosas con nuestra madre?, ¿Será que estamos cuidando de ella?, Muchas veces decimos ser cristianos y buenos servidores, pero nos estamos olvidando de nuestra madre y de lo amorosa que ella fue en nuestros primeros años de vida, de como nos enseño muchas cosas y de como tuvo paciencia con nosotras.
Hay muchas categorías de mamás, esta la mamá que trabaja incansablemente porque es cabeza de hogar y no cuenta sino con Dios y con sí misma para llevar adelante a sus hijos con todo y lo que esto implica.
Están las que en estos tiempos de globalización y movimiento dinámico aun cuando tiene a su esposo comparten con el su responsabilidad y se convierte en su bastón a través de su profesión.
Están las bellas amas de casa que tienen tiempo para todo, y su trabajo es el de tener al día las labores domésticas además de dedicarle tiempo a lo hijos como otras quisieran y no podrían.
Están las que no han concebido como tal pero, son la tías perfectas, las que su sentido inherente a su naturaleza las hace mejores madres que la misma madre. Están las madres abuelas y en fin, todo conjugado conlleva a un mismo lugar educar, levantar y criar a los niños por los que darían su vida.
Todas la mamas son mujeres dignas, ejemplares, capaces, responsables, amorosas pero sobre todo esto son el instrumento perfecto que Dios utilizo para que estuviéramos aquí.
Es por esa razón que los motivo a que cada día que podamos abracemos a nuestra madre y le digamos lo agradecidas que estamos del cuidado que ha tenido para con nosotros y de lo orgullosos que estamos de que ella halla sido la elegida para ser el instrumento que Dios utilizo para que estemos aquí.
Porque tú formaste mis entrañas;
Tú me hiciste en el vientre de mi madre.
Salmo 139:13
Dios decidió utilizar a las madres para que por medio de ellas naciéramos, por eso mismo Dios demanda que las honremos. 
No sé si en algún momento te has puesto a pensar detenidamente que sería o hubiera sido de tu vida si no hubieras tenido la ayuda de ese ser tan especial  al que llamas mamá.
No olvidemos que todo lo que sabemos lo tuvimos que aprender y que nuestra madre jugo un papel importante para que seamos lo que ahora somos.
Definitivamente una madre no puede ver sufrir a su hijo y quedarse como  si nada, ver a un hijo sufrir es como sufrir por si misma y es porque Dios ha dotado a las madres con un amor que se asemeja a su amor por nosotros, claro esta que el amor de Dios sobrepasa todo entendimiento.
Por todo esto fue que escogí la cita de proverbios porque todas las madres son dignas de ser alabadas por su  gran entrega en el ámbito maternal.
Hoy como cada año, se separa una fecha especial en el calendario para rendir homenaje a ese ser tan especial que llamamos madre. Por eso todas aquellas que tenemos la fortuna y bendición de contar con una madre llena de virtudes, amor, comprensión y afecto, debemos sentirnos más que agradecidas. Y debemos tratar de honrarla y respetarla, no solo en este día, sino todos los días durante el resto de nuestras vidas.
 Si tus eres una mamá a la que  tus hijos  aun no te reconocen tu esfuerzo, no te preocupes como lo dije al principio unos tardan más que otros en darse cuenta del gran valor de la madre, solo recuerda que fue Dios  quien te escogió para que fueras mamá  y El te tiene en gran estima  y por eso  ha dicho:

Los hijos que tenemos son un regalo de Dios. Los hijos que nos nacen son nuestra recompensa.
Salmo 127:3
También quiero agradecer a todas las mamas espirituales que todos los días se esfuerzan por ver el bienestar de cada uno de sus hijos espirituales, Gracias por su entrega, Amor, Paciencia y Apoyo. Forman parte de nuestra  vida.
SER  MADRE ES UNA GRAN BENDICION Y EL QUE DIOS NOS CONCEDA A CADA UNO TENER UNA, ES UNA BENDICION AUN MAS GRANDE.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BANDERA DE MEXICO: UNA DECLARACION PROFETICA

GEDEON. UN JUEZ QUE DIOS USO ¡DE COBARDE A VALIENTE!

Las Características del Evangelista